Páginas vistas en total

sábado, 15 de diciembre de 2012

Los Diez Mandamientos cristianos


Debido al decaimiento de valores que experimenta mi persona, he llegado al infraestado de querer abrazar una religión, más que nada, por tener algo a lo que abrazarme en estos tiempos convulsos de desasosiego interior y también, por qué no decirlo, exterior. Pero echando la vista atrás me he dado cuenta de que realmente sé muy poco de religiones y siendo la cultura cristiana aquella en la que yo, a pesar de haberme siempre vanagloriado de ser agnóstica, escéptica y atea, me he criado y educado, y por lo tanto es la religión cristiana la única de la que pudiera tener un mínimo de conocimiento (pues ya se encargó mi abuela de grabarme a fuego en el cerebro eso de “Jesusito de mi vida, tu eres niño como yo…”, o lo otro de “Cuatro esquinitas tiene mi cama, cuatro ángeles me la guardan…”) quisiera comprobar el grado de buena cristiana que he conseguido alcanzar, al menos en este último año, por eso de hacer balance de todo lo que hemos conseguido, alcanzado o prosperado en el último año de vida cosechado.

Yo soy una buena chica, creo que me he portado bien. Eso creo, pero ¿realmente soy una buena chica?, ¿me he portado tan bien como pienso? Pues no. Según los preceptos o mandamientos cristianos estoy realmente equivocada.

He tenido que hacer uso de internet para rememorar los ya olvidados diez mandamientos que tuvimos que aprender en catequesis a los ocho años para hacer la primera comunión, y ayudarme del siempre recurrente “corta y pega” para enumerarlos. Aquí van:



Empezaré desde el principio. No puedo decir que ame a Dios sobre todas las cosas, pues dudo mucho de la existencia de un Dios, y en el caso de que crea en algo, tal y como la voluntad, la bondad, el destino, la suerte o la justicia divina… a ninguna de estas virtudes me atrevería a llamar Dios. Para mí sólo existen dos dioses: Messi y mi Medio Limón, y aún así, me quiero yo más de lo que les quiero a ellos…
En cuanto al segundo, bueno, la propia vida, las descarnantes injusticias políticas, económicas y sociales me hacen cagarme en Dios demasiadas veces al día.
En cuanto a las fiestas, siempre bienvenidas, sean dedicadas al Santo de turno que sean, si lo de “santificarlas” significa celebrarlo saliendo de fiesta y regándolo con alcohol en abundancia, he de decir que santifico todo lo que buenamente puedo.
En fin, este año, y puesto que vivo con ellos, como ya sabéis, no he honrado demasiado a mi padre y a mi madre. De hecho no nos hemos honrado mucho mutuamente entre los tres.
No he matado nunca a nadie, aunque, he de decir, que no me han faltado ganas de romperle las piernas a ciertas personas de vez en cuando. Quizás me haya faltado valentía, pero lo he deseado.
He cometido algún que otro acto impuro. No todos los que me hubiesen gustado, pero los que he cometido, los he hecho a conciencia, con premeditación y alevosía.
¿He robado? No me acuerdo. Quizás este año no haya robado, pero estoy segura de que si no he robado es porque no se me ha presentado la ocasión de hacerlo. Otras veces sí lo he hecho, aunque a baja escala, claro.
No he mentido, simplemente no he dicho la verdad. Quizás me haya callado, pero nunca he mentido, de esto estoy segura.
Pero, ay madre!!! ¿Cómo quieres que no tenga deseos impuros? Todo el mundo sabe que eso es imposible. Tener deseos impuros es inherente al Ser Humano. Sería como decir “No pienses”, “No comas”, “No respires”… Tengo deseos impuros desde que me levanto hasta que me acuesto. Y si eso fuera poco, a veces tengo hasta sueños impuros. ¡Por el amor de Dios!, ¡Que estoy en la FLOR de la vida!
Y para acabar, ¿Qué no codiciaré los bienes ajenos? Jajajaja. Me parto, me moncho y me troncho. ¿Pero qué cabeza de chorlito habrá escrito esto? ¿Cómo no vamos a codiciar tener más, vivir mejor, querer lo del vecino de al lado? Supongo que esto lo habrá escrito alguien que ya lo tenga todo…

Así que, resumiendo, según la religión cristiana no me he portado nada bien. Ya sé porqué los Reyes Magos no me traen nada desde, al menos, 1991. Coincide perfectamente con la fecha en la que empecé a perder la inocencia y a convertirme en una persona adulta. Puede ser que la respuesta no sea que soy MALA, MALITA, MALA, quizás sólo me haya educado en la religión equivocada. ¿A qué Dios debería abrazar entonces, ahora que me encuentro ávida de fé?

martes, 4 de diciembre de 2012

La publicidad vista desde los ojos de una treintañera desesperada


Ya he hablado en otra ocasión de cómo la publicidad nos condiciona. Ahora, en estas fechas de acoso publicitario que incitan al consumo masivo (a todo aquél que aún puede consumir), quisiera analizar qué pasa por la mente de una treintañera desesperada (o sea, yo) justo tras visualizar y oír atentamente cada uno de estos spots publicitarios, uno a uno:

Conoce la nueva consola de Nintendo en nintendo.es----------- Madre mía, qué cantidad de chorradas hay.
Trae tu dinero a Banco Popular, por tu tranquilidad-------------Pues vais apañaos…
¿Todavía no eres de Movistar fusión?--------------------Coño!, Tengo que pagar la factura del móvil!!!
Un viaje, un encuentro… (Adolfo Domínguez)----------- ¡Madre mía, qué bueno está Eduardo Noriega!, ¡Yo quiero ver esa película!
Los pañales Dodot duran tanto que me compensa--------Siempre y cuando tu niño no tenga diarrea.
Si quieres hacer un regalo a alguien de tu familia, tráetelo a la Mutua y le regalaremos 100€---------¡Regaládmelos a mí, que ya soy de la Mutua!
Eran los mejores policías de la ciudad… número uno en los EEUU, Sin Tregua………….Agggg, no la veo ni aunque me paguen…
La vie est belle……….. Julia Robert está más guapa ahora que de joven.
Licipaína……….A  mí hace tiempo que no me duele la garganta, claro, aquí metida en casa cómo me voy a constipar…
Legado Ibérico………. Ummm, jamónnnnn
Queso de untar Angulo……..Ummmmm, quesooooo
Con Jastell, tienes la factura del móvil, del fijo y de internet en una misma factura y además este Smark phone gratis…………Tengo que pagar la factura del teléfono…
Ambi pur-------------------Muy típico, los heavies huelen mal, por cierto, el ambientador en cuestión se llama, Ambi pur Fresh Matic, me encantaría ver a mi madre pedir esto en la tienda de al lado de casa…
Chocolates Valor-----------Yo quiero chocolateeeeeeee, ¡ay Nani!!, ¡Cuánto de menos te echo!!
Nuevo Fiat Punto-----------Yo quiero un cocheeeeeeee!!!
El armario de la tele------------- Yo quiero ir de compraaaasss!! No tengo nada para ponermeeeee!!
Aprende a dibujar como un profesional con Art Academy, de Nintendo--------- ¡más chorradas!
La Gula del Norte---------------Lo que les hacía falta a Xavi Alonso y Puyol, ganar más dinero con publicidad…
Declathon----------------- Vaya mierda la camiseta y las mayas térmicas que me compré el año pasado…
Leroy Merlin--------------- la gente corriendo por la calle para comprar en esa tienda. Ya os gustaría…
La vida de Pi----------------- Me marea este anuncio.
Lotería de navidad--------------- A ver si este año hay suerte, un apartamento, un coche, un viaje, un montón de ropa, un móvil nuevo, una table, un montón de libros, botas, bolsos, música sonando desde mi nuevo coche y mi Nani al lado diciéndome lo mal que conduzco… ay, la lotería!!